Cómo hacer la permuta de tu auto en el concesionario

car_trade_in

Es hora de reemplazar tu vehículo por esa versión más moderna que has visto en los comerciales de televisión. Aunque tu auto está en buen estado, tú ya deseas manejar el mejor modelo del año. ¿Qué puedes hacer con tu vehículo actual? Y, ¿cuánto podrías recibir si decides hacer la permuta de tu auto? Es importante que vayas al concesionario bien preparado para negociar la mayor cantidad posible de dinero.

Lleva a cabo una investigación previa

Invierte algún tiempo en investigar cuál es el valor actual de tu auto. Para ello, existen distintas herramientas y algunas están disponibles en la red, pero Kelley Blue Book es la fuente más fidedigna de todas. En su sitio web, introduce toda la información que se necesite: la marca, el modelo, el año y el número de millas que has conducido, así como si tu vehículo tiene algún golpe o rasguño importante. Kelley Blue Book analizará todos estos datos y te dará un rango con el valor de tu auto.

Reúne toda la documentación importante relacionada con tu auto, como el título, el préstamo (si aún estás haciendo pagos) y cualquier otra información sobre su mantenimiento.

Busca la mejor oferta

Ahora que ya sabes cuál es el valor de tu vehículo, no te conformes con la primera oferta que recibas del representante de ventas. Busca la mejor opción, para ello deberías de recopilar datos de al menos tres concesionarios. No todos te van a ofrecer la misma cantidad por tu auto.
 

Para establecer el valor de tu vehículo, cada concesionario analizará distintos factores, los cuales incluyen la condición en que se encuentra, las millas recorridas, el inventario que tienen disponible y si consideran que va a ser un modelo fácil de vender.

Echa un vistazo a las estimaciones que hayas recibido de todos los representantes de ventas y elige la opción que mejor se ajuste al valor que te dio Kelley Blue Book.

 

Negocia

Sabes cuánto vale tu auto. También sabes cuánto están dispuestos a darte. ¿Cuál es el último paso? Negociar.
 

Si la negociación a ti no se te da bien, lleva contigo a tu pareja, a un familiar o a algún amigo que te ayuden con el proceso. Aunque es cierto que siempre te darán más si vendes el auto por tu cuenta, hacerlo por medio de un concesionario también tiene sus ventajas: el proceso podría ser más rápido y tú podrías ahorrarte algunos dolores de cabeza.
 

Solo acepta el importe que te ofrecen si sabes que se ajusta al rango que investigaste por medio de Kelley Blue Book.

 

El proceso de permuta de tu auto paso a paso

El proceso de permuta de tu auto para cambiarlo por un modelo más moderno u otro vehículo no es difícil. De hecho, es algo relativamente sencillo si sigues los pasos que hemos explicado antes.
 

El representante de ventas llevará tu auto al taller mecánico del concesionario para que hagan una inspección a fondo y para que analicen distintos aspectos relacionados con las condiciones del vehículo, por ejemplo, revisarán el nivel de los líquidos, inspeccionarán si presenta rasguños y golpes y la gravedad de los mismos. Después utilizarán el Número de Identificación del Vehículo (VIN, en inglés) para ver los registros. ¿Ha estado involucrado en algún accidente? ¿Es un auto recuperado? El VIN proporcionará toda esta información. Pero, esto no es algo de lo que debas preocuparte si tú has sido el único propietario del auto y lo has cuidado bien.
 

El único paso del proceso de permuta de tu auto que podría retrasar el intercambio es el préstamo del vehículo. El representante de ventas podría sustraer el valor de tu vehículo, si aún tienes pagos pendientes, a cambio de pagar el préstamo. Esto no debería de suponer un problema, pero es algo que debes tener en cuenta.

 

Now that you’re ready to trade in your car, remember to keep your auto insurance up to date. Infinity Insurance provides different options to suit your budget and needs. Speak to one of our friendly agents at 1-800-INFINITY, or visit our website to receive a quote in minutes.

Los artículos del Centro de conocimiento tienen el único propósito de informar y no proporcionan asesoramiento legal. Debes contactar a un abogado para obtener asesoramiento legal para cualquier problema jurídico. El uso de este sitio web o de cualquier enlace que aparece en la página web no crea representaciones ni garantías de ningún tipo, ni expresas ni implícitas, sobre la exhaustividad, exactitud, fiabilidad, adecuación o disponibilidad del sitio web o la información, productos, servicios o gráficos que figuran en el sitio web. Confiar en esta información, será por lo tanto, estrictamente bajo tu propio riesgo.