Los peligros de dejar a un niño en el auto

child-in-car

Aunque en principio pueda parecer inofensivo salir a la oficina de correos y dejar a un niño en el auto por cinco minutos, esta práctica ha resultado mortal en algunos casos. Decenas de niños mueren cada año por haberlos dejado dentro de un vehículo. Hay veces en las que los más pequeños de la familia aseguran las puertas y se encierran en el interior del vehículo, o hay ocasiones en las que los padres se olvidan de que sus hijos se encuentran en el asiento de atrás. Las circunstancias son diferentes y cada estado tiene normas distintas, pero en este artículo abordamos los peligros no solo de dejar a los niños desatendidos en el auto, sino también a las mascotas.

¿Por qué es peligroso dejar a un niño en el auto?

Las temperaturas dentro del auto aumentan muy deprisa durante los primeros 30 minutos. Incluso un día fresco de unos 70 grados Fahrenheit al exterior se traduce en más de 104 grados dentro de un vehículo. Según el Children’s Hospital of Los Angeles, esta es la temperatura a la que ocurren los golpes de calor.

 

El cuerpo de un niño se calienta cinco veces más rápido que el de un adulto. Llegar a una temperatura de 107 grados Fahrenheit podría ser fatal. Las señales habituales de que un niño está sufriendo un golpe de calor son inquietud, mareos, náuseas, respiración rápida, desmayos, vómitos e inconsciencia.

 

¿Cómo puedes proteger a tu hijo?

Nunca dejes a tu hijo solo en el vehículo. Ni siquiera por un minuto.

 

Desafortunadamente, olvidar que un niño se encuentra en la parte trasera del auto es más común de lo que la gente piensa. Es algo que podría ocurrirle a cualquiera debido a la fatiga o a una mala noche en la que no se ha podido descansar. Por ello, es importante establecer un sistema que te ayude a recordarte al manejar que llevas a tu niño en el asiento de atrás.

 

Crea un recordatorio en tu teléfono celular o deja tu bolso en el piso, cerca de donde se encuentra tu hijo, para que lo veas cuando estés a punto de salir del auto.

 

Para que los pequeños no puedan entrar por su cuenta al automóvil sin tu son consentimiento, asegúrate de comprobar que todas las puertas están cerradas y que las llaves están lejos del alcance de los niños.

 

¿En qué estados está prohibido dejar a un niño en el auto?

En la actualidad, son 19 los estados que prohiben dejar a un niño sin supervisión dentro de un vehículo. De acuerdo con KidsAndCars.org, algunos estados con normativas establecidas son California, Connecticut, Florida, Hawái, Illinois, Kentucky, Luisiana, Maryland, Michigan, Missouri, Nebraska, Nevada, Oklahoma, Pennsylvania, Rhode Island, Tennessee, Texas, Utah y Washington.

 

¿Qué sucede con las mascotas?

Incluso cuando la gente es consciente de los peligros que supone dejar a un niño desatendido en el auto, muchas personas no saben que también es una práctica muy peligrosa para las mascotas.

Dejar las ventanas abiertas no es una buena alternativa, ya que el aire no circula bien dentro del auto. La temperatura interior sigue aumentando de forma drástica en los primeros diez minutos. Siempre es mejor dejar a tu mascota en casa si tienes que salir a hacer compras y vas a andar entrando y saliendo del auto.

 

Llama al 911 si te percatas de que un niño o una mascota están desatendidos en el interior de un auto. Cada minuto que pasa es vital y mientras más pronto salgan del vehículo, mejor.

 

Deja las emergencias, como cuando un niño se queda atrapado en el interior de un auto, a los profesionales y marca el 911. Para situaciones que no sean urgentes, como cuando las llaves se quedan en el interior de tu vehículo, Infinity Insurance ofrece una membresía gratis a nuestros programa de asistencia en carretera DriverClub.

 

Los artículos del Centro de conocimiento tienen el único propósito de informar y no proporcionan asesoramiento legal. Debes contactar a un abogado para obtener asesoramiento legal para cualquier problema jurídico. El uso de este sitio web o de cualquier enlace que aparece en la página web no crea representaciones ni garantías de ningún tipo, ni expresas ni implícitas, sobre la exhaustividad, exactitud, fiabilidad, adecuación o disponibilidad del sitio web o la información, productos, servicios o gráficos que figuran en el sitio web. Confiar en esta información, será por lo tanto, estrictamente bajo tu propio riesgo.