Cómo comprar un auto en línea

online-car

El proceso de comprar un vehículo solía ser largo y agotador. Además de las visitas a los concesionarios, había que sostener largas negociaciones con los representantes de ventas hasta llegar a un acuerdo. Sin embargo, hoy en día es posible comprar un auto en línea y evitarse todo este ajetreo. Con tan solo unos clics, podrías tener el vehículo de tus sueños en tu garaje. Pero, ¿qué debes hacer para que tu experiencia sea la mejor posible?

1. Busca información

Invierte algún tiempo para hacer una investigación previa sobre el auto en el que estás interesado. Utiliza distintas fuentes, como Kelley Blue Book , para saber cuál es el valor del modelo que te gusta, su precio, garantías y otras características que llamen la atención, por ejemplo si ha habido que retirar del mercado alguna de sus partes.

El que parece ser tu auto ideal, ¿tiene todo lo que realmente deseas? Toma en cuenta que siempre existe la opción de analizar otros modelos. Considera que podrías encontrar una mejor alternativa por un precio más bajo y así ahorrarte algo de dinero.

2. Establece un presupuesto

Establece un presupuesto una vez hayas escogido el modelo que más te gusta. Este presupuesto no solo ha de incluir el precio del vehículo, sino también otros aspectos como el seguro, el mantenimiento, la gasolina y otros gastos inesperados. No te enfoques únicamente en los gastos mensuales, sino en el costo total.  

Existen distintas herramientas en internet, como calculadoras, que te ayudan a crear un presupuesto para estimar el monto de los pagos mensuales.

3. Obtén financiación

Salvo que tengas la intención de hacer todo el pago de una sola vez, es muy probable que necesites algún tipo de financiación.

Habla con distintas entidades para obtener la aprobación previa de un préstamo. Esto también te ayudará a respetar tu presupuesto cuando empiece el proceso de negociación y compra.

4. Encuentra la mejor página

Cada vez hay más páginas web que permiten comprar autos en línea. Asegúrate de encontrar una que sea fidedigna para hacer este tipo de inversiones.

Podría resultar útil comparar las prestaciones y características de cada página web para ver cuál es la que mejor se ajusta a tus necesidades. Obtén toda la información necesaria y escoge la que mejor se adapte a tu caso particular.

5. Permuta tu auto

¿Te permite la página web hacer un cambio de auto? Si es así, negocia el valor de tu vehículo actual con el asistente o representante de ventas virtual. Esto te ayudará a sufragar los gastos del modelo que estás comprando en línea y hacer los pagos mensuales más fáciles.

Vuelve a visitar Kelley Blue Book para saber cuál es el valor de tu auto y no te conformes con el primer precio que te ofrezcan por la permuta.

6. Haz la compra

Revisa toda la documentación una última vez y prepárate para comprar tu auto en línea. Desafortunadamente, no podrás ver tu vehículo en persona antes de la compra.

Si este paso te incomoda, antes de comprarlo siempre existe la posibilidad de visitar un concesionario y pedir que te dejen probar el auto que te interesa. Después, una vez que estés convencido con tu elección, podrás completar la compra por internet.

7. Asegura tu vehículo

Ahora que ya has completado el proceso, es importante que obtengas un seguro de auto para tu vehículo. Es obligatorio en la mayoría de los estados de los Estados Unidos. También puedes hacerlo en línea visitando nuestra página web.

Infinity Insurance dispone de diferentes opciones que se ajustan a tu presupuesto. Tenemos tres planes estándares, pero podemos conseguir una cobertura para tu estilo de vida.

Llama al 1-800-INFINITY si prefieres hablar con uno de nuestros amables agentes, para conocer las distintas opciones que tenemos. Te ofrecerán una cotización en minutos.

Los artículos del Centro de conocimiento tienen el único propósito de informar y no proporcionan asesoramiento legal. Debes contactar a un abogado para obtener asesoramiento legal para cualquier problema jurídico. El uso de este sitio web o de cualquier enlace que aparece en la página web no crea representaciones ni garantías de ningún tipo, ni expresas ni implícitas, sobre la exhaustividad, exactitud, fiabilidad, adecuación o disponibilidad del sitio web o la información, productos, servicios o gráficos que figuran en el sitio web. Confiar en esta información, será por lo tanto, estrictamente bajo tu propio riesgo.